Envío gratis comprando +$599 mxn

Tu carrito

Tu carrito está vacío.

Revisa estas colecciones:

Tips para enfocarte y mejorar tus hábitos

Tips para enfocarte y mejorar tus hábitos

¿Sientes que pierdes el enfoque? ¿Sabes lo que quieres pero te cuesta seguir? Continúa leyendo 👀

Photo by Arnel Hasanovic on Unsplash

El enfoque es clave para mantener los hábitos que ya agregaste a tu rutina y sobre todo, lograr que para ti no se vuelva algo aburrido o cansado, porque sí, está comprobado que tener la misma rutina toooodos los días puede convertirse en algo súper pesado. 

Muchas veces sabemos a dónde queremos llegar e incluso somos conscientes de que dar el primer paso es lo más importante (y en algunas ocasiones lo más difícil también), pero ¿qué pasa después? ¿qué sigue después de haber tomado la decisión de dar el primer paso?


FOCUS!

Lo sabemos, el enfoque es un estado o un punto difícil de alcanzar, especialmente cuando existen taaantos distractores en nuestra vida diaria. Es típico, tenemos mil cosas que hacer y se nos va el tiempo en el celular o haciendo cualquier otra cosa menos lo que realmente tenemos que hacer. ¡También nos pasa! 

Tienes que tomar en cuenta que todas las personas tenemos experiencias y gustos diferentes, es por esto que no cualquier sistema te va a funcionar, pero nosotros queremos ayudarte a encontrar cuál es el mejor para ti.

El empezar a cambiar tu estilo de vida puede ser abrumador e incluso complicado, así que aquí te dejamos unos súper tips que te ayudarán a identificar tus distractores y a poner manos a la obra para lograr tus objetivos. 

Tips para enfocarte mejor.

1. Utiliza herramientas que te ayuden a organizarte.
Crea el hábito diario de escribir en tu agenda o libreta. Recuerda que además de registrar eventos o fechas importantes, en ella puedes escribir cómo te sentiste durante ese día y cuál fue tu parte favorita de la semana. Escribir en papel es mucho más efectivo para recordar tareas, eventos y actividades.

Un súper tip para empezar a organizarte mejor es la creación de "mini metas". 
De los planes grandes que tienes en mente, crea “mini planes” o “mini metas” que debes implementar para llegar a cumplirlos. Por ejemplo, si uno de tus hábitos nuevos es tomar 2 litros de agua al día, piensa cómo puedes dividir tu objetivo en mini objetivos. Podrías empezar con un litro de agua por día e ir aumentando la cantidad gradualmente.

2. ¡Tu entorno importa!
Definitivamente sí estamos comenzando con cosas nuevas, tenemos que estar agusto con nuestro entorno. Por ejemplo, si tu lugar principal de trabajo es tu escritorio, tal vez te ayude el reorganizarlo. No necesariamente remodelar o hacer un súper cambio, pero sí mover tus cosas de lugar, agregar una planta que te guste, tener tu bote de agua favorito a un lado y mantener el orden para que se convierta en tu nuevo spot preferido.

3. Escucha música que te ayude a relajarte
Sabemos que hay dos tipos de personas en este mundo, las que trabajan con su música favorita a todo volumen y las que definitivamente no pueden hacer eso porque pierden concentración. Encuentra esa canción o playlist que te ayude a relajarte y completar tus días. Aquí te compartimos una que te podría gustar.

4. Pon a un lado tus distracciones
Actualmente, la distracción más grande que tenemos es nuestro celular. Es increíble la cantidad de tiempo que se nos puede ir por estar respondiendo mensajes o viendo videos. Sin darte cuenta, dejaste de hacer tus actividades más importantes por no tener un control o un límite de uso establecido. Te recomendamos definir un horario de uso para que así las horas de tu día sean más eficientes. Si ahorita utilizas tu teléfono 7 horas al día, empieza por quitar una hora y así sucesivamente hasta que logres llegar a tu balance ideal. 

5. Técnica Pomodoro
Esta técnica de productividad fue creada por Francesco Cirillo. Consiste en que trabajes durante 25 minutos sin interrupciones o distracciones y al finalizar ese tiempo te des un descanso de 5 minutos para recargar energía (puedes descansar, comer un snack, mandar un mensaje, o lo que tu prefieras). Al pasar los 5 minutos, vuelve a establecer tu temporizador de 25 minutos y así sucesivamente hasta que termines tu actividad. Si aplicas esta técnica verás como tu productividad aumenta e incluso podrías terminar tus pendientes más rápido.

 You can do it!

Photo by Tim Gouw on Unsplash

¿Qué te parece si juntas empezamos a trabajar para lograr eso que siempre hemos traído en mente? No estás sola en este proceso lleno de cambios, recuerda que ser paciente y sobre todo constante es súper importante para alcanzar nuestros objetivos. ¡Esto es solo el principio! Esperamos que te haya gustado este artículo y que los consejos que te compartimos puedan ayudarte. Nos vemos el próximo domingo con más tips para ti.

Artículo anterior
Siguiente post

Deja un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados